top of page
Buscar

Los del Camino


 
 

Hace unos días en las redes sociales vi un video sobre el nuevo grupo que Silverio Pérez está organizando para hacer el Camino de Santiago en octubre.  El video mostraba un grupo de unas 40 personas, haciendo ejercicios de estiramiento y caminando en una pista. Debo confesar, que el Camino de Santiago es algo que siempre ha llamado mi atención, aunque nunca me he animado a hacerlo. Mientras miraba el video, pensaba en nosotros, los del Camino.  Ese fue el primer nombre con el que se conoció a los seguidores de Jesús. Jesús afirmó que Él era el camino (Juan 14:6). En consecuencia, todos sus seguidores se conocían como “los del camino”.

 

Algunos escritores dicen que la gente comenzó a llamarlos así, porque los mismos seguidores de Jesús se autodenominaron así.  Se me hace interesante pensar que aquellos primeros seguidores y discípulos de Jesús se vieran a ellos mismos de tal modo. Se veían en camino.  Conocer a Jesús les dio ciertamente un sentido de identidad que determinó lo que fue su vida después de Cristo.  Los del Camino tenían muy presente las enseñanzas y el ejemplo de su Maestro. Recordaban la manera en que Jesús respondía a las necesidades de los demás; cómo se relacionaba con los niños y las mujeres; su atención al enfermo, al marginado, y al pecador. No olvidaban que Jesús recorrió todas las ciudades y aldeas haciendo una diferencia en las vidas que encontraba en el camino (Mateo 9:35). Los del Camino procuraban caminar como Jesús caminó; vivir como Jesús vivió; ser como Jesús.

 

Aquellos hombres y mujeres hicieron muchos sacrificios, algunos incluso su vida misma, para seguir el camino de Jesús.  Los del Camino comprendieron que la vida del Maestro fue un llamado a seguirle por las aldeas y ciudades de la vida amando, sirviendo, levantando, sanando, libertando, respetando, valorando las vidas. Los del Camino vivieron enseñando y predicando, no solo con palabras sino con hechos, las buenas noticias del Reino de Dios. En su caminar en pos de las huellas de Jesucristo, transformaron el mundo.

 

Y me pregunto, ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos? ¿Cómo nos identificamos? ¿Qué es lo que nos mueve y nos impulsa a vivir cada día? ¿Somos los del Camino?

 

Me parece que es hora de que así como el grupo del video de Silverio Pérez, los seguidores de Jesús nos levantemos a estirar nuestros músculos espirituales, ejercitando nuestra fe,  y comencemos a caminar, no el Camino de Santiago, sino el de Jesús.  Es hora de que vivamos como lo que somos, los del Camino.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page