top of page
Buscar

La oración de fe

Santiago 5: 13–16

 

Entre los temas que se abordan en la carta de Santiago está el tema de la oración. Desde el capítulo 1 el autor exhorta al lector a la oración de fe que se dirige en búsqueda de la sabiduría. Al finalizar la carta retoma el tema de la oración, pero ahora para presentarla como una práctica fundamental para enfrentar las adversidades. Pareciera que Santiago entiende, como expresara cierto teólogo, que “el cristiano no siempre vive en la cumbre de la fe”. Por tal razón, se hacía necesario, tal como el apóstol Pablo les recomendó a los creyentes de Éfeso, que el creyente se “fortaleciera en el Señor y en el poder de su fuerza”. Así pues, la oración sería ese vínculo que nos hace permanecer firmes en Dios a pesar de las dificultades que pudiéramos enfrentar.


Las enfermedades eran parte del sinnúmero de adversidades que el creyente podía enfrentar. Santiago les recuerda a aquellos creyentes que, ante las enfermedades, la oración se presentaba como una práctica de sanidad, fortaleza y fe. Para ejemplificar este punto, utiliza la imagen del aceite, el cual se usaba en los tiempos bíblicos como un remedio medicinal. Santiago exhorta así al liderato congregacional a ungir a los enfermos con aceite como un recordatorio de fe del poder sanador de Dios. El resultado de este acto sería que el enfermo, además de ser sanado, sería también perdonado. Este perdón destaca que el obrar de Dios en la vida del creyente es integral, es decir, así como obra en el cuerpo lo hace también en el alma. Aunque el liderato tendría la responsabilidad de orar por quienes estaban en adversidad, toda la comunidad de fe tenía el deber de hacer de la oración una práctica comunitaria cuyo resultado sería restaurador.


Como iglesia, afirmamos que la oración sigue siendo una práctica sanadora y una vía del poder transformador del Señor. Sostenidos en esto, en esta mañana separamos un espacio para orar por los enfermos, ungirles y para orar unos por los otros, con la confianza de que Dios obrará en la vida de su pueblo.


¡Oremos con fe!

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page