top of page
Buscar

Fidelidad que nos hace vencedores

Apocalipsis 2: 8–11


 



Es posible que, en algún momento, te hayas visto en una situación incierta. En ocasiones, las situaciones inciertas se dan cuando estamos faltos de conocimiento sobre un asunto o inseguros ante algún evento, entre otras circunstancias. También se dan por nuestra incapacidad de predecir el futuro. Estas situaciones inciertas podrían llegar incluso a generar algún grado de angustia y tensión.


La iglesia de Esmirna pudo haberse visto en una situación incierta. Esta iglesia enfrentaba dos grandes desafíos: primeramente, su pobreza, dado que la mayoría de los cristianos venían de los estratos más pobres de la sociedad. Segundo, enfrentaba el desafío de la calumnia que cometían los judíos del tiempo contra los cristianos, de las acusasiones que lanzaban contra ellos, tal como lo hicieron contra Jesús. Tercero, enfrentaba el desafío de que algunos abandonaban la fe a causa de la presión que recibían. Sin embargo, estos cristianos habrían de padecer algo más adverso que la pobreza: experimentarían la persecución, la cárcel y la muerte. Ante esto, el llamado divino a sus vidas fue a la fidelidad, es decir, a ser dignos de confianza, a permanecer leales a pesar de la incertidumbre que vivían.


Para animarlos, el Señor les compartió la promesa de la corona —en la antigüedad, símbolo de gloria, pero ahora símbolo de vida—. Al utilizar la imagen de la corona, el autor no tenía en mente la gloria de los deportistas de su época ni la corona que se utilizaba en los templos paganos. ¡Tales glorias eran pasajeras! La corona que menciona el autor representaba la vida eterna, una corona que solo la podía otorgar quien único había vencido a la muerte, Jesús.


La exhortación a la iglesia de Esmirna es pertinente para nosotros hoy, no porque atravesemos las mismas situaciones que los primeros cristianos atravesaron —¡de ninguna manera!—. Es pertinente porque, ante los eventos de incertidumbre que podamos enfrentar, en los cuales no sabemos cuál será el resultado, solo debemos ser fieles, es decir, solo debemos ser dignos de confianza, pues solo de esta manera seremos vencedores.

16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page