Buscar

“Jehová está en su santo Templo que todo el mundo calle, que todo el mundo guarde silencio”


Así cantaba hace unos años nuestro Coro cada domingo desde el fondo del Templo.


Es hermoso estar en la Casa del Señor, es hermoso adorar juntos, es hermoso ver a hermanos y hermanas que hace mucho no vemos.

Hoy en medio de una pandemia, no hemos podido reunirnos como acostumbramos.

Hemos trabajado arduamente para mantenernos congregados aún a la distancia. A través del teléfono, el internet, las redes sociales, la radio, hemos recibido Palabra, hemos cantado, compartido la experiencia de Santa Cena, y acompañado a muchos en el dolor y la enfermedad. Ciertamente hemos sentido la presencia del Señor y el acompañamiento de nuestros hermanos.

El Comité de Reapertura ha trabajado arduamente, primeramente diseñando un Plan, estableciendo e implementando un protocolo, preparando las instalaciones y adiestrando a voluntarios. Eso nos permitió reunirnos en Asamblea y hoy nos permite reunirnos en pequeños grupos en el Templo. Durante todo el proceso hemos orado pidiendo la dirección del Señor en el proceso, guardando en nuestro corazón el mandato: Ama a tu prójimo como a ti mismo.

En el círculo de oración unido, la hermana Tommy Pellot testificaba que el domingo al estar en el Templo y escuchar la música que durante los últimos siete meses precede las transmisiones del culto comenzó a llorar. El Espíritu Santo nos acompaña en todo lugar pero ciertamente es una experiencia especial reunirnos en el Templo.

Es importante que conozcamos y sigamos el protocolo de reunirnos en el Templo en la FASE 2 para que podamos disfrutar de la experiencia de congregarnos en la Casa del Señor.

1. El distanciamiento físico requerido para nuestra protección limita la cantidad de personas en la congregación. Es por eso que estamos reuniéndonos por Ministerios. Cuando su líder o representante del Comité se comunique con usted, debe confirmar su asistencia e indicar si alguna persona que viva en su hogar le acompañará.

2. Lea el cuestionario de cernimiento y si alguna pregunta contesta que sí, por favor siga disfrutando el culto a distancia. Es una manera de demostrar su amor por el prójimo.

3. El domingo correspondiente llegue a las 9:30 AM directamente al estacionamiento del Templo, allí tendremos ujieres que le darán instrucciones.

4. Evite TODO contacto físico con otras personas. Es una manera de protegernos.

5. La recomendación a seguir ofrendando por los medios que hemos establecido en este tiempo siguen siendo la mejor alternativa. Pero de traer su ofrenda es importante que la tenga lista para depositarla al entrar al templo.

6. Desde que sale de su auto hasta que regrese al mismo debe tener puesta su mascarilla. Debe utilizarla de manera correcta, ajustada y que no tenga válvulas.

7. A la entrada del Templo le tomaremos la temperatura en la frente o lóbulo de la oreja. El termómetro que usamos no representa peligro para su salud.

8. Una vez en el Templo se le dirigirá a su asiento, con toda seguridad no es el lugar que acostumbra sentarse. El comité acomoda a los feligreses de forma que la mayor cantidad de personas puedan participar del Culto presencial. También esto permitirá un rastreo de posible contacto si fuese necesario.

9. El cantar en lugares cerrados y en grupo no es una actividad recomendada por los expertos en salud y estudios realizados sobre el virus del COVID 19. ¡Qué bueno que podemos meditar en las alabanzas, levantar las manos y adorar de maneras diversas!

10. Si necesita levantarse por favor levante la mano, un ujier le asistirá.

11. Debe ir con ropa fresca y cómoda. No podemos prender los abanicos del Templo.

12. Al terminar el culto permanezca en su asiento. Los ujieres darán instrucciones para salir de manera ordenada y de forma que podamos cumplir con el distanciamiento físico requerido.

13. Al salir no participe de tertulias, vaya directamente al auto.

Sigamos protegiéndonos en todas las actividades que participamos a diario, el trabajo, las compras, las visitas a familiares, en todo lugar y en todo encuentro, tenemos que seguir las medidas de seguridad, para que cuando nos llegue el turno para nuevamente ir al templo estemos aptos. Continuemos participando de las actividades de nuestra amada Primera Iglesia Bautista de Caguas, apoyándonos en oración y acción.

“ Hijos míos, No debemos limitarnos a decir que amamos, sino que debemos demostrarlos por medio de en lo que hacemos “ 1 Juan 3:18

- Lydia Cora, Comité de Salud PIBC

94 vistas